El Camarín

El Camarín es una hornacina entre dos impresionantes coladas estalagmíticas que se abre en la parte más alta del Salón de los Grabados.

Detalle del Camarín

 Una composición de varias figuras nos muestra representaciones de distintos caballos a los que se asocia la de un toro. Destaca la figura del caballo pintada con color siena que gracias a la maestría con que sus trazos simples fueron trazados ha sido considerada desde siempre como el emblema de la Cueva de Candamo. La alegría de sus trazos ha creado una figura en auténtico movimiento. Se superpone a otra figura de caballo de color negro, de talla más alta y características que indican que se trata de otra especie diferente. Una cabeza de caballo pintada en color rojo se encuentra en el centro de ambas figuras. En la parte superior como complemento a esta composición de caballos se representó una figura de toro incompleta, de color rojizo.